Once consejos para solucionar problemas de software.

Once consejos para solucionar problemas de software

Lo que puede hacer antes de llamar a la línea de soporte técnico

• Imprimir

• ¿Esta información fue útil?

Por: Brian Satterfield

13 de febrero de 2007

Su software, ya sea un navegador de Internet o una base de datos de donantes, puede

desempeñar un papel fundamental en sus tareas cotidianas como organización sin fines de

lucro. Por ese motivo, cuando comiencen a surgir problemas de software tales como caídas

inexplicables del sistema y extraños mensajes de error, su jornada laboral puede convertirse

en una silenciosa (o no tan silenciosa) inactividad.

Si los problemas de software lo agobian, puede entrar en pánico y verse tentado a llamar

inmediatamente al teléfono del soporte técnico oficial del producto para obtener soluciones.

Pero las llamadas al centro de ayuda pueden tomar mucho tiempo y, en algunos casos, ser

bastante costosas, por lo que no siempre son la mejor opción en primera instancia.

Afortunadamente existen varios pasos básicos que puede seguir para solucionar los

problemas de software por sí mismo, o al menos limitar sus causas. La próxima vez que una

aplicación funcione deficientemente, siga estos consejos para solucionar problemas en el

orden en que se presentan. Recuerde documentar cuidadosamente los pasos que siga; así, si

es inevitable llamar al soporte técnico, al menos tendrá una buena noción de lo que no está

causando el problema.

1. Libere memoria RAM cerrando otros programas abiertos.

Todo software instalado en su computadora necesita Memoria de Acceso Aleatorio [RandomAccess Memory, RAM] para funcionar. Mientras más programas se estén ejecutando

simultáneamente en su computadora, más RAM consumirá. En consecuencia, si un programa

determinado no se carga o funciona lentamente, el primer paso que debe seguir es cerrar

todas las demás aplicaciones abiertas. Esto puede ser especialmente importante si su

organización sin fines de lucro emplea computadoras antiguas que no tienen mucha RAM.

Si quiere averiguar cuáles son las aplicaciones abiertas que están utilizando la mayor parte

de la RAM de su computadora, los sistemas operativos Windows y Macintosh (OS) cuentan

con herramientas que muestran esa información. Para revisar las estadísticas de uso de RAM

en Windows, presione Ctrl+Alt+Supr y seleccione la opción Administrador de tareas. En la

ventana que aparece, haga clic en la ficha Procesos y luego haga clic en el elemento del

menú "Uso de memoria", que ordena todas las aplicaciones abiertas de acuerdo con la

cantidad de RAM que están usando. Puede cerrar un proceso o aplicación haciendo clic en el

botón “Terminar proceso”, pero antes le recomendamos que busque en la Web el nombre del

proceso o aplicación, a fin de no detener accidentalmente un proceso o programa que sea

necesario para el funcionamiento del sistema.

El sistema operativo Mac OS X muestra información sobre el uso de RAM mediante una

herramienta denominada Visor de procesos, a la cual puede acceder en Aplicaciones >

Utilidades. Una vez que se haya iniciado el Visor de procesos, ordene los programas según el

uso de RAM haciendo clic en la ficha Memoria real.

2. Reinicie el software.

Si ha cerrado todas las aplicaciones en su computadora y el software aún funciona

lentamente, el sistema se cae o muestra mensajes de error, intente cerrar el programa

problemático y simplemente póngalo de nuevo en marcha. Algunas veces los problemas de

software radican en un conflicto con otros programas o simplemente tienen dificultades para

abrirse; a menudo reiniciar el software resuelve el problema.

3. Apague y reinicie su computadora.

En algunas ocasiones, una falla en el sistema operativo o un contratiempo con el hardware

pueden causar problemas de software. Si el reinicio de la aplicación en curso no resuelve el

problema, pruebe reiniciando su computadora. Una vez restablecido totalmente su

funcionamiento, vuelva a abrir la aplicación y compruebe si el problema se ha resuelto.

4. Use Internet para encontrar ayuda.

Sea cual sea el software que no funciona bien o el problema específico que encuentre, es

posible que le haya pasado a alguien más. Si los problemas no pertenecen a un software

hecho a medida, tiene buenas probabilidades de encontrar ayuda en Internet.

Al buscar soluciones en línea a través de Google u otro motor de búsqueda, incluya la

información más importante: el nombre del programa, el tipo de problema y las

circunstancias bajo las cuales ocurrió. Si el programa muestra un mensaje de error

específico, escríbalo en la casilla del buscador junto con el nombre de la aplicación.

Aunque usar un motor de búsqueda puede ser una forma rápida de encontrar información

acerca de mensajes de error o problemas de software muy específicos, eche un vistazo al

sitio del fabricante para obtener consejos de resolución de problemas más generales. Gran

parte de los principales fabricantes de software proporcionan alguna forma de ayuda

específica para el producto en sus páginas Web oficiales, como una lista de preguntas

frecuentes, documentación del producto o foros de discusión en los que los usuarios pueden

intercambiar consejos.

También puede encontrar soluciones a sus problemas de software en cualquiera de las

numerosas páginas Web dedicadas a proporcionar ayuda técnica. El artículo Use the Web toFind Free Tech Support (Use la Web para obtener soporte técnico gratuito) de TechSoup

contiene una lista de sitios Web que ofrecen tutoriales, artículos y foros de discusión

tecnológicos para la resolución de problemas.

5. Deshaga cualquier cambio reciente de hardware o software.

Como se ha mencionado, algunos problemas provienen de conflictos con otro software. Por

ejemplo, como se establece en el artículo de información tecnológica de Johns HopkinsInstitutions, el antivirus Symantec Norton puede entrar en conflicto con otros productos

antivirus competidores. De este modo, si uno de sus empleados ha instalado otro programa

antivirus y Norton Antivirus ya no funciona correctamente, desinstalar el otro antivirus puede

resolver su problema perfectamente.

Si está solucionando problemas en la computadora de uno de sus empleados y sospecha que

ha modificado alguna de las configuraciones del sistema operativo, es posible que

inadvertidamente haya hecho cambios que estén causando sus problemas actuales. Por

ejemplo, el Menú de inicio de Windows XP contiene una opción denominada "Configurar

acceso y programas predeterminados", la cual permite deshabilitar el acceso a determinadas

aplicaciones. Si el usuario accidentalmente quita la marca en la casilla junto a un programa,

ésta puede ser la razón de que no pueda ejecutarse. Pregunte al usuario si ha cambiado

recientemente alguna de las configuraciones de su computadora; si puede recordar los

cambios que ha hecho, deshágalos y trate de iniciar el software otra vez.

De la misma manera, los problemas de software algunas veces pueden ser causados por

periféricos nuevos o mal configurados, incluyendo escáneres e impresoras. Si ha conectado

recientemente algún hardware nuevo a una de las computadoras de su organización, trate

de desconectarlo y vea si eso corrige el problema de software.

6. Desinstale el software y vuelva a instalarlo.

A veces un software no funcionará correctamente porque se han sacado o borrado archivos

críticos para la aplicación. Por ejemplo, muchas de las aplicaciones de Windows usan

archivos del tipo Biblioteca de enlace dinámico [Dynamic Link Library, DLL] para realizar

determinadas tareas. Muy a menudo, varias aplicaciones necesitan el mismo archivo DLL

para operar correctamente, por lo tanto si usted ha eliminado recientemente algún programa

de su computadora junto con todos sus archivos DLL, otra aplicación puede volverse

inestable o no funcional.

Un paso que usted puede seguir para asegurarse de que el software problemático tiene todos

los archivos que necesita es desinstalarlo completamente y volver a instalarlo en su

computadora. Incluso si eliminó el programa utilizando el desinstalador incorporado (si lo

tiene), es recomendable revisar la carpeta Archivos de programa de su disco duro,

normalmente ubicada en la unidad de disco C, para buscar y borrar cualquier archivo que

haya quedado del programa.

Después, compruebe si se encuentra disponible alguna versión nueva del programa (el

vendedor o desarrollador del programa puede haber incorporado correcciones que se

relacionen con su problema). Descargue e instale la versión nueva si está disponible. En caso

contrario, busque el CD de instalación o descargue la versión más actualizada del software y

repita el proceso de instalación.

7. Busque parches para el software.

Aunque algunos proveedores de software corrigen los problemas principales de sus

productos lanzando versiones completamente nuevas, otros pueden reparar los errores

menores a través de parches, actualizaciones pequeñas del software que solucionan

problemas detectados por desarrolladores o usuarios. Aun cuando esté seguro de que instaló

la versión más actualizada del software, sería recomendable visitar la página Web del

fabricante o desarrollador para saber si hay nuevas actualizaciones, ya que el proveedor

podría haber decidido corregir rápidamente un problema recién descubierto por medio de un

parche en lugar de una nueva versión.

8. Escanee para detectar virus y malware.

Los virus, spyware y otras formas de software maligno (conocido comúnmente como

malware) no sólo pueden comprometer la privacidad de su organización sin fines de lucro,

sino también provocar que otras aplicaciones de su computadora, especialmente

navegadores Web y clientes de correo electrónico, se bloqueen, se caigan o dejen de trabajar

completamente.

Si estos ocho consejos no le han ayudado a resolver su problema de software, es posible que

necesite escanear su computadora utilizando tanto aplicaciones antivirus como antimalware,

programas diseñados para encontrar y destruir virus y malware. Al ejecutar uno de estos

programas, es una buena idea utilizar el modo de búsqueda más completo que esté

disponible. Recuerde también que debe apagar y reiniciar su computadora si el programa

antivirus o antimalware encuentra y elimina amenazas de la computadora.

Para obtener más información sobre cómo deshacerse de virus y malware, incluyendo

consejos sobre aplicaciones antivirus y antimalware, lea el artículo de TechSoup RemovingViruses, Spyware, and Other Forms of Malware (Cómo eliminar virus, spyware y otras formas

de malware). Cabe destacar que actualmente la mayoría de los virus y malware atacan

computadoras con sistema operativo Windows, aunque en ocasiones se han detectado

amenazas de malware para Mac OS.

9. Revise posibles conflictos con el firewall.

Muchas organizaciones sin fines de lucro no tienen presupuesto para comprar un firewall

centralizado basado en software o hardware y, en cambio, deciden instalar un software de

firewall personal como ZoneAlarm Free en cada computadora de su oficina. Aunque los

firewall personales pueden ser una importante defensa contra hackers y otras amenazas de

seguridad, también pueden confundir a los usuarios, ya que frecuentemente muestran

mensajes preguntando al usuario si desea ejecutar o bloquear un programa.

Es posible que experimente problemas de software debido a que indicó por accidente a su

firewall personal que bloquee el programa en cuestión, probablemente al responder uno de

estos mensajes. Revise las configuraciones del firewall para ver si el software con problemas

ha sido añadido inadvertidamente a la lista de programas bloqueados. Si es así, cambie las

configuraciones del firewall para permitir que el software se ejecute y luego compruebe si

todavía tiene problemas.

10. Inicie en modo seguro.

Como se mencionó anteriormente, algunos funcionamientos deficientes de software pueden

tener como causa las configuraciones del sistema operativo u otros problemas de sistema.

Los sistemas operativos Windows y Mac disponen de un entorno para solucionar problemas

conocido como Modo seguro, el cual desactiva aplicaciones y procesos que no son esenciales

para el sistema, haciendo que teóricamente se puedan aislar los problemas más fácilmente.

La mayor parte de las computadoras le permiten entrar en el Modo seguro al presionar la

tecla F8 cuando la computadora se está iniciando. Si utiliza Mac, puede entrar en el Modo

seguro al presionar la tecla Shift mientras o después de que la computadora arranque. Una

vez en el Modo seguro, abra la aplicación con problemas e intente recrear el problema que

surgió mientras estaba en el modo normal. Si no se encuentra con el mismo problema, hay

una buena posibilidad de que éste lo haya causado su sistema operativo u otro programa, en

vez de la aplicación que está tratando de arreglar.

11. Desfragmente su disco duro.

Como un paso final para solucionar problemas, puede elegir desfragmentar el disco duro de

su computadora, el proceso de reorganizar la estructura de sus archivos de forma que el

sistema funcione más eficientemente. Esta desfragmentación será más útil si ha

experimentado una lentitud extrema en su software, ya que este proceso está pensado para

que todo su sistema funcione más rápido. Note que la desfragmentación de un disco duro se

aplica sólo a las computadoras basadas en Windows, ya que Macintosh OS optimiza

automáticamente la estructura de archivos del disco duro.

Los sistemas operativos Windows 98, ME, 2000 y XP incluyen una herramienta incorporada

que puede iniciar en Inicio > Todos los programas > Accesorios > Herramientas del sistema

> Desfragmentador de disco. Tenga en cuenta que desfragmentar un disco duro puede ser

un proceso largo, especialmente si la unidad de disco contiene muchos archivos, por lo que

prefiera realizar esta tarea cuando usted (o el usuario) esté lejos de la computadora durante

unas horas.

Si los consejos anteriores no han resuelto su problema de software, puede que sea el

momento de aceptar la situación con resignación y fortaleza, y llamar a la línea de soporte

técnico. ¿Un consejo final? Si necesita hacer esa llamada, será mejor que compre unos

auriculares manos libres; conseguirá que el tiempo en línea sea más confortable y

conveniente.

Comparta sus comentarios

Acerca del autor:

Brian Satterfield es un antiguo redactor jefe de TechSoup.

Derecho de Autor © 2009 CompuMentor. Este trabajo se encuentra publicado bajo una

Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 License.

Translated by TechSoup Global Partner CDI Chile. Find the original English article at

http://www.techsoup.org/learningcenter/software/page6149.cfm