Sobre CDI Chile

Quiénes somos

El Comité de la Democratización de la Informática, en Chile (CDI-CHILE) es una Organización No Gubernamental, sin fines de lucro, perteneciente a la franquicia social de CDI Internacional, fundada en Río de Janeiro, Brasil, en 1995. La misión de CDI es promover actividades educativas a través del uso de la tecnología (Escuelas de Informática y Ciudadanía), con el objetivo de reintegrar a los miembros de las comunidades más necesitadas, principalmente niños y jóvenes, disminuyendo los niveles de exclusión digital. Además de desarrollar un trabajo pionero al llevar la informática a las poblaciones menos favorecidas, el CDI promueve la ciudadanía, la alfabetización, la ecología, la salud, la participación ciudadana, la no-violencia, a través de la tecnología de la información.

 

¿Por qué Informática?

El conocimiento y la informática son los nuevos valores más frecuentes a nivel mundial, pero solamente algunas privilegiadas minorías tienen acceso a ellas. Por ejemplo, del total de seis billones de personas a nivel mundial, sólo un billón de ellas tiene acceso a Internet. James Wolfensohn, primer presidente del Banco Mundial, ha llamado a esta brecha de división digital "uno de los mayores impedimentos para el desarrollo en la actualidad".

En América Latina, esta exclusión ha profundizado la brecha social y creado castas dentro de las poblaciones marginales que no pueden participar dentro de la comunidad como una entidad autónoma y como ciudadanos activos. Este es un modelo que amenaza a la democracia, los negocios y el bienestar público traduciéndose en temas que son de interés mundial, tales como la industria de la droga, la inmigración y la violencia. La tecnología es uno de los catalizadores de cambio más poderosos que están a disposición en la actualidad. Pero la tecnología por sí misma es nada más que una herramienta, y garantizar el acceso a ella es relativamente simple.

El verdadero desafío es hacer de la tecnología un elemento relevante y de utilidad en el contexto de estas poblaciones marginales. Desde el año 1995, CDI ha impulsado el uso de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) en grupos menos aventajados, como una herramienta para ejercer todas sus capacidades de ciudadanía e instalar los temas que afectan a la comunidad. CDI considera que la apropiación local de la tecnología que puede ayudar a superar la pobreza, estimular a empresarios emprendedores y motiva a adultos y jóvenes en condiciones de pobreza a encontrar soluciones a problemas y a convertirse en agentes de sus propios destinos.

La misión de CDI es promover la inclusión social mediante la inclusión digital, siendo uno de nuestros sueños utilizar este recurso y el poder de la tecnología con el fin de graduar una nueva generación de personas generadoras de cambio.

 

Lo que hacemos

La principal actividad de CDI es la implementación de Escuelas de Informática y Ciudadanía (EICs) en comunidades de baja renta, a través de una alianza entre CDI y organizaciones o instituciones que cumplan con un rol social, como son ONGs, colegios, bibliotecas y centros comunitarios entre otros. La implementación consiste en la entrega de equipamiento computacional reciclado con software instalado, además de la capacitación de los educadores, voluntarios técnicos y coordinadores de las EICs todos miembros de la entidad asociada. Una vez implementada una EIC, CDI se compromete a acompañarla en su desarrollo, identificando demandas y dificultades ofreciendo una plataforma de apoyo para cada organización que le permita obtener altos grados de autonomía. Distinguimos a las EICs como emprendimientos comunitarios basados en la autogestión y autosustentabilidad.

 

Dónde actuamos

CDI está representado en varios países del mundo teniendo hoy 840 Escuelas de Informática y Ciudadanía (EICs) en Brasil, Colombia, Ecuador, México, Uruguay y Argentina. En Chile hemos implementado en 5 años de trabajo 43 Escuelas de Informática y Ciudadanía en distintas organizaciones como ONGs, bibliotecas, centros de rehabilitación, centros comunitarios y colegios públicos, entre otros. Asociados CDI capta recursos financieros para la realización de su trabajo a través de alianzas con el mundo privado, público y el tercer sector. Con el apoyo de Microsoft, Fundación Avina, BID, Philips, World Bank Group, UNICEF, Fundación País Digital, VTR, Codelco, Banco BCI, Minera Los Pelambres, Fundación Innovación Agraria, entre otros socios fundamentales, CDI ha construido una sólida estructura institucional, en la cual nuevos recursos pueden ser invertidos con seguridad para la creación de programas sociales de alta calidad e impacto.

 

Reconocimientos

El modelo pedagógico y de gestión desarrollado por CDI ha recibido importantes reconocimientos, destacando el Foro Económico Mundial (World Economic Forum), el cual seleccionó el modelo de CDI como una de las seis iniciativas en el mundo más eficientes en la disminución de la brecha digital. Durante el 2002 UNESCO premión a CDI por su trabajo de inclusión digital e inclusión social. El año 2005, a través del trabajo en conjunto con Microsoft para la regionalización de CDI Chile, AMCHAM galardoneó a Microsoft Chile con el premio RSE de ese año. El año 2007 CDI Chile fue la única ONG reconocida por el Reciclaje de Basura Electrónica (E-Waste) otorgado por RECYCLA y OCTACTIS.